Bullying en la edad escolar: ¿cómo reconocerlo en nuestros hijos?

Bullying en la escuelaEn la actualidad existen diferentes problemáticas que afectan a los niños y adolescentes en edad escolar y dentro de éste ámbito. En esta oportunidad se hará referencia a una que, pese a que existe desde hace tiempo, en los últimos años ha crecido de manera significativa: el bullying.


Por: Valeria Farina. Lic. en Psicología
M.P. 7962


 

 

Cuando hablamos de bullying nos remitimos a todas aquellas formas de actuar, agresivas, intencionadas y repetidas, que ocurren sin un motivo aparente y que son llevadas a cabo por uno o más estudiantes contra otro u otros.

Cabe aclarar que la persona que ejerce el bullying lo hace para imponer su poder sobre el otro, a través de constantes amenazas, insultos o agresiones, y así tenerlo bajo su completo dominio a lo largo del tiempo. La víctima sufre callada en la mayoría de los casos. Este tipo de maltrato intimidatorio le hace sentir dolor, angustia y miedo, hasta tal punto que, en algunos casos, puede llevarle a consecuencias significativas.

 

Para que exista bullying deben considerarse tres componentes claves

1. Un desequilibrio de poder entre el acosador y la víctima. Este desequilibrio puede ser real o sólo percibido por la víctima.
2. La agresión se lleva a cabo por un acosador o un grupo que intentan dañar a la víctima de un modo intencionado.
3. Existe un comportamiento agresivo hacia una misma víctima, que se produce de forma reiterada.

 

Formas de acoso

Se conocen diferentes formas de acoso que pueden darse de manera simultánea:

  • Físico: consiste en la agresión directa a base de patadas, empujones, golpes con objetos. También puede ser indirecto cuando se producen daños materiales en los objetos personales de la víctima o robos.
  • Verbal: es el más habitual. Sólo deja huella en la víctima. Las palabras tienen mucho poder y afectan la autoestima de la víctima mediante humillaciones, insultos, menosprecios en público, propagación de rumores falsos, mensajes telefónicos ofensivos, entre otros.
  • Psicológico: se realiza mediante amenazas para provocar miedo, para lograr algún objeto o dinero, o simplemente para obligar a la víctima a hacer cosas que no quiere ni debe hacer.
  • Social: consiste en la exclusión y en el aislamiento progresivo de la víctima. En la práctica, los acosadores impiden a la víctima participar, ignorando su presencia y no contando con él/ ella en las actividades normales entre amigos o compañeros de clase.

 

¿Cuáles son los síntomas que se pueden detectar ante esta situación?

En este sentido, se pueden mencionar diferentes actitudes o síntomas en el niño/ adolescente, que se podrían tomar como una señal de alarma:

  • Alteraciones del sueño
  • Trastornos de alimentación
  • Irritabilidad
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Dolor de cabeza
  • Pensamientos destructivos, como el deseo de morir, por ejemplo.

Si bien de manera aislada tales manifestaciones no aseguran la presencia de acoso o bullying, es importante tener en cuenta otros aspectos relacionados, como actitud temerosa o negativa para asistir al colegio, desgano, comentarios recurrentes en referencia a situaciones conflictivas en el colegio, reacciones poco comunes, entre otras.

 

El compromiso y la contención de la familia es fundamental

Es importante destacar que debe existir  un compromiso tanto de la familia como de los establecimientos educativos para detectar y trabajar sobre éste tipo de problemáticas; no se deben negar comportamientos de éste tipo ni minimizar los mismos. Además es de suma importancia crear, mantener y sostener el diálogo con los niños / jóvenes, para generar un clima de confianza  y escucha.  En el caso que sea necesario, se recomienda acudir a un profesional que pueda intervenir y lograr ayudar a modificar ésta situación considerando que tanto el acosador, como el acosado y su entorno familiar requieren de contención y ayuda.

La demostración de amor y confianza que se deposita en los niños y adolescentes puede llegar a evitar tanto éste conflicto como otros que los tenga a ellos como protagonistas.